martes, 2 de diciembre de 2008

Alta Velocidad 70


Vive ahora la "superemoción" de la Alta Velocidad 70. Con sus curvas vertiginosas donde los coches se lanzan a velocidades escalofriantes!

Celebramos un año de Scalextric Club en El Garage Clásico y que mejor que hacerlo con este impresionante Set que no nos deja indiferentes.

Aunque curiosamente no represente ningún hito en la historia de Exin ni ninguna edición limitada, ni nada parecido, se trata del único circuito con las siglas A.V., muy difícil de encontrar –básicamente debido a que su comercialización solo duró 6 años en una época en la que la economía española no pasaba por sus mejor

es momentos- y con algunas particularidades dignas de este número especial de la revista.

La caja se presenta con una impresionante ilustración donde se mezcla la realidad de las carreras con el juego. En la parte izquierda, el juguete: soportes para las curvas  alta velocidad, un coche de Scalextric Honda amarillo-rojo, las vallas blancas de protección y los característicos raíles de las pistas de Scalextric. En la parte derecha, las carreras reales: los raíles han pasado a ser líneas discontinuas sobre una pista de asfalto sucio, las vallas se transforman y los coches ganan realismo. En ambas esquinas, el logo SCALEXTRIC de la época y el logo AV-70 referente al circuito.

En los laterales de la caja aparece también una pequeña ilustración con el nombre del circuito y el diseño del mismo con un realismo impecable.

Para este circuito se crea un diseño de trazado único en forma de 8 torcido que no se repetirá en ningún otro set. Uno de los óvalos totalmente redondo, el otro muy alargado y todas las curvas peraltadas. Con todas las curvas peraltadas y 

bien soportadas, se puede realizar casi toda la vuelta al circuito con el gatillo del mando a fondo.

En el interior nos encontramos con el sobre que la casa Exin utiliza para presentar todos los documentos relacionados con el circuito en cuesti

ón y que incluye toda la información relativa al montaje y mantenimiento del mismo: la tarjeta de inspección, un par de trencillas de contacto de recambio, el manual de instrucciones y reglamento, la solicitud de adhesión al club, la tarifa de precios venta al público, el catálogo de tramos y accesorios, las

 instrucciones de mantenimiento de los coches, las instrucciones de montaje de las curvas de Alta Velocidad y las instrucciones para los controles de velocidad Alta Sensibilidad. También se incluyen las instrucciones para el Transformador Rectificador TR-1 aunque es indispensable adquirirlo por separado puesto que no se incluye en el set de origen.

Gracias a toda esta documentación, descubrim

os que esta caja en concreto contiene 2 coches B.R.M. Fórmula 1 con la referencia C-37 además de las pistas y accesorios siguientes:

2          Tramos curvas Standard                    PT-51

2          Tramos recta 87 m/m                       PT-58

1          Tramo recta 175 m/m                       PT-59

10        Tramos recta Standard 350 m/m         PT-60

1          Tramo recta Salida 350 m/m              PT-63

2          Coches Fórmula 1

12        Vallas (unidades)                               S-117

2          Controles manuales de velocidad “Alta Sensibilidad" A-210

8          Placas Super Peralte (unidades)          A-267

10        Curvas A.V. con soporte                     PT-98

2          Juegos Entrada y Salida A.V.              PT-99

1          Soporte Peralte A.V.                         PT-100

 

Todos estos artículos quedan perfectamente ordenados en el interior de la caja mediante los separadores de cartón naranjas.

Referente a los coches, para este caso se trata de la primera serie del B.R.M. Fórmula 1 con referencia número C-37 aunque el mismo set se comercializó con otros modelos como los Honda o los McLaren, siempre de Fórmula 1.

 

Nota: Material cedido para este reportaje propiedad de Josep Jiménez

jueves, 20 de noviembre de 2008

Gran Turismo 23

Foto 1: interior del set con un coche de la serie Vintage, posterior a la edad del set.

Ford GT-40, 40 pulgadas de coche

El set GT23 para carreras Gran Turismo es el circuito escogido por Exin para presentar los impresionantes Ford GT40. Este conjunto aparece en el mercado el año 1971, por 2.369 pesetas, con la referencia GT23.

El ilustrador presenta, para esta caja, una carrera Gran Turismo con un Ford GT-40 azul claro, 

en primer plano, trazando una curva. Le siguen dos coches de la misma categoría (Ferrari y Porsche) y como telón de fondo, la tribuna del circuito.

En el interior, los elementos de separación en cartón naranja, conservan todas las piezas en perfecto orden. Para este circuito, dos controles de velocidad “alta sensibilidad”, el 

transformador rectificador de corriente TR-1, las vallas de protección y todas las pistas necesarias para conformar el circuito en forma de riñón.

Los coches que equipa esta caja son el Ford GT-40, un auto creado para la competición convertido en leyenda del automovilismo. Su nombre, GT40, se debe a su altura, 1.016 metros, el equivalente a 40 pulgadas y las siglas a su categoría: Gran Turismo.

La muy bien conseguida réplica a escala 1:32 se comercializa a partir del año 1968 con la referencia número C-35. En el año 1973 esta referencia se cambia por la 4035 y deja de comercializarse en el año 1979. Eso si, siempre con el motor RX abierto y la guía blanca giratoria, fijada mediante tornillo. Durante su fabricación aparecen modelos con limpia parabrisas en negro y en cromado así como pequeñas variaciones en la bandeja del piloto: una serie con un surco tipo túnel en la parte central y otra completamente lisa. Es muy difícil encontrar un modelo con las calcas bien conservas ya que estas cubren zona

s sujetas a roces así como la zona de unión entre chasis y carrocería.

Referente a los colores, se fabrica en cuatro colores básicos: blanco, azul, rojo y amarillo aunque aparecieron algunas variaciones de tono como el azul oscuro, el rojo claro o el amarillo limón. Aunque cualquiera de las versiones es muy apreciada, estas tres últimas son muy buscadas por los coleccionistas debido a las pocas unidades aparecidas en el mercado.

Foto 2: model en azul oscuro cedido por Oriol Vernet

En el año 1996 se le dedica una edición “vintage” limitada a 4000 unidades con la referencia 8394. Esta versión se presenta con la conocida decoración naranja/azul del equipo Gulf LeMans.

La historia de este vehículo empieza en el año 1963, cuando Ford, rechazado por  Ferrari (Ford intentó adquirir la marca del Cavallo) se propone derrotar la marca Italiana en las carreras de Gran Turismo. Se diseña y fabrica una primera versión exclusiva para la competición, el Ford GT40 MKI.

Los GT40 son rápidos pero muy frágiles. Como muestra de esta fragilidad, en el circuito de La Sarthe, en Le Mans, ninguno de los nueve GT40 inscritos logra terminar. Por este motivo, se cambian algunos aspectos del MKI y se le monta un motor 427, o sea 7000 cm³, derivado de la categoría de “stock cars” creándose así el MKII.

Con esta segunda versión y en las 24h de LeMans de 1966, con Bruce Mclaren y Chris Amon a los mandos, se ganan las primeras de las dos 24h de LeMans conseguidas per este auto.

Estos MKII logran las tres primeras posiciones en Daytona, también en Le Mans y las dos primeras en Sebring. En Le Mans, la ventaja es de muchos kilómetros cuando se le ordena al auto pilotado por Ken Miles y Denny Hulme que aminore para crear más expectativa y lograr que tres autos Ford lleguen juntos por motivos publicitarios. Entonces Miles deja ganar al auto de Chris Amon y Bruce Mc Laren, justo antes de la bandera a cuadros, en una decisión que nunca explicará y que se llevará a la tumba ya que Miles se encuentra con la muerte en un accidente, probando otro Ford, sólo un par de meses después de la carrera.

Para 1969 la competencia es muy dura ya que Porsche comienza a dominar la escena con sus increíbles autos y los GT40 quedan sobrepasados. El 917 abandona, estando líder, por problemas mecánicos dejando al viejo 908 de Hans Herrman a la cabeza. La lucha que sobreviene después es increíble, el GT40 JWA del belga Jackie Ickx se zambulle en las frenadas y el Porsche se despega en las rectas, se alternan la punta durante las tres últimas horas de la carrera, ganando Ickx por sólo dos segundos frente al Porsche, en uno de los finales más ajustados de la historia de las 24 Horas de Le Mans.

El programa de “Total Performance” ideado por Henry Ford II y llevado a cabo por Lee Iacocca y su sequito de fieles ha dado uno de los más bellos autos sport de todos los tiempos.

Nota: comentarios sobre la historia del FORD GT40 extraídos del artículo: “FORD GT40, Un auto inolvidable” por José Luis Rey.

jueves, 4 de septiembre de 2008

TRAMOS Y ACCESORIOS


Scalextric: Tramos y accesorios

Ponte a los mandos de tu Scalextric y demuestra lo que eres!

Con un circuito completo: curvas en ambos sentidos, chicanes, cambios de rasante, cruces, virajes rápidos…, con unos cuantos tramos especiales, el más simple circuito puedes convertirlo en una emocionante prueba, digna de profesionales.

Entrénate primero y luego, cronómetro en mano, intenta superar tu récord personal. Arriesga, pero con reflejos rápidos.

Demuestra que eres un campeón.

A medida que pasan los años, nuevos accesorios aparecen en el catálogo Exin, con la finalidad de ampliar ese primer circuito corto y poco com pensado hasta conseguir auténticos circuitos de carreras, a escala.

Todos los tramos y accesorios que permiten ampliar los circuitos se comercializan con embalajes adecuados a cada elemento e identificables mediante una etiqueta que incluye su número de referencia.

Puente completo: Sin peligro de choque, este tramo como el cruce, permite construir el circuito en ocho lo que simplifica la compensación de los recorridos (que los dos coches tengan la misma distancia y dificultad) El puente, además, es un elemento muy vistoso para el circuito.


Puente cambio de rasante: Emocionante dificultad par a poner a prueba la habilidad como piloto, ya que a una velocidad excesiva puede hacer que el coche salga de la pista, a pesar de ser un tramo en recta.

Tramo cambio de vía: Un solo cambio convierte las dos vías en un solo circuito, útil para ralis con carreras contra reloj, de coche en coche. Igualmente se puede poner un número impar de cambios. Dos cambios pueden seguir corriendo dos coches al mismo tiempo y sirven, sobretodo, para compensar el circuito. Incrementan las dificultades, por posibilidad de colisión con otros vehículos. El mismo efecto causa cualquier número par de tramos de cambio de vía.

Tramo cruce: Una pieza clave para cualquier circuito, porque además de que puede servir para montarlo en forma de ocho, es una dificultad más a salvar con la habilidad, evitando los choques con otros coches.

Recta Short Chicane y Gran Chicane: Así se denominan los estrechamientos de pista en los grandes circuitos. Existen dos opciones, dos o tres tramos, en función de la dificultad.

Curvas Chicane y Chicane deslizante: Este es uno de los tramos más emocionantes, en él los coches efectúan espectaculares derrapes, al igual que en los ralis más famosos. Más espectacular es la Chicane deslizante puesto que se exige mayor habilidad, pues a este se le suma el suelo totalmente liso y por tanto resbaladizo. Es necesario dominar la conducción para superarlo.

Cuenta vueltas; mecánico, eléctrico y electrónico: tanto en las competiciones, como en los entrenamientos, es muy importante tener un buen control. Lo mismo si se trata de carreras a un número determinado de vueltas, que si es una competición a tiempo fijo (quien más vueltas complete en 5 minutos por ejemplo) Existen tres tipos de cuentavueltas, adaptables a todos los circuitos:

Mecánico: Es un tramo de pista con un mecanismo incorporado, que señala hasta 15 vueltas para dos coches. Incorpora un mecanismo accionado mecánicamente al paso del coche.

Eléctrico: conectado a la pista, el Scalextric Control, señala hasta 100 vueltas, para dos coches, teniendo un pulsador para puesta a cero. Se fabricaron dos modelos, el más antiguo en color crema y otro más moderno en amarillo.

Electrónico: equipo cuenta vueltas electrónico programable, que aporta un mayor realismo a las carreras,  aumentando la emoción de las mismas, gracias a su perfecto control. (existieron dos modelos, el Computer I azul y el Computer II gris)

Scalextric Computer I (azul) con las siguientes funciones:

Cuentavueltas competición, 2 coches, 100 vueltas;

Carrera cronometrada, 1 coche, 100 vueltas;

Cuentavueltas competición, 1 coche, 10.000 vueltas;

Reloj digital

Reloj despertador.

Scalextric Computer II (gris) con las siguientes funciones:

Cuentavueltas competición, 2 coches, 100 vueltas;

Carrera cronometrada, 1 coche, 100 vueltas

Cuentavueltas competición, 1 coche, 10.000 vueltas.

Curvas Super Racing: En los circuitos de velocidad pura, este tipo de curvas, con gran peralte, permite eliminar los cambios bruscos, pues los coches pueden mantener la misma velocidad que en las rectas. Es un tramo muy apropiado para circuitos de alta velocidad.

Salida LeMans: Emulando la antigua salida de coches en el mítico circuito de LeMans, este accesorio aporta mucho realismo y emoción al circuito.

Maletín Scalextrista: si quieres que tus coches duren y puedas pasar muchas horas divertidas y emocionantes con ellos, tienes que cuidarlos, siguiendo las normas de mantenimiento y procurando guardarlos, cuando no juegues, en sitio cerrado (que no entre polvo) y bien ordenados (que no se golpeen entre si). Si quieres ser un campeón, tienes que tener siempre tu “máquina” a punto (como los grandes ases del volante). Tus coches solo te darán el máximo rendimiento si los mantienes como nuevos: las trencillas en perfecto estado (ojo al deshilachado); las escobillas enteras, el motor limpio, así como la transmisión; los neumáticos sin desgaste. Ten en cuenta que un coche en malas condiciones de funcionamiento, significa, casi seguro, una derrota para ti. Con un simple estuche o maletín, tipo caja de herramientas se puede fácilmente mantener los coches en perfectas condiciones.

La lista de tramos y accesorios se extiende a centenares de referencias, incluyendo, además de las descritas en este artículo, tramos de pista, cuenta-vueltas, bordes de pista, peraltes, vallas de protección, recambios para coches (carrocerías, ejes, motores, neumáticos, escobillas, etc.), mandos, transformadores, etc. que permiten tanto mantener el Scalextric en su óptimo estado de funcionamiento como construir variados circuitos a escala.

Nota: Para este artículo se han reproducido los mismos textos que la marca editaba, en las guías del Scalextrista o en los catálogos de tramos y novedades, para sus descripciones.

GP-22



Scalextric Club: Gran Premio 22

La versión del BRM P261 para Scalextric 

“Scalextric: ese juego y ese hobby apasionantes: Con tu coche a toda velocidad, sientes la misma emoción de los corred

ores profesionales; la atención puesta al máximo en el circuito, dominando tu máquina en todo momento, acoplándote a las dificultades del trazado –curvas, chicanes, cambios de rasante- y sacando el mayor rendimiento al motor en las rectas. Los otros coches también “aprietan” y la competición es reñidísima. En 

cualquier momento puede surgir el accidente: un derrape, un vuelco, el roce desequilibrador. La tensión aumenta. Pero la pericia es grande y todos los participantes no cesan en su empeño: ganar. Ser campeón.

Eso es Scalextric. Un juego deportivo, apasionante, real. Que ha conquistado a millones de muchachos. Y también un hobby. Que llena horas y horas de muchos adultos en todo el mundo. Por la fidelidad de sus reproducciones, en coches y en circuitos. Por el realismo de su acción. Por la riqueza de posibilidades que entraña. Ese es tu Scalextric”

Este texto sacado de una publicación de la época de la marca Exin refleja lo que buscaban los responsables de márquetin: sentirse como un piloto de verdad en tu propia casa.

En este caso a través de una carrera de Fórmula 1 con el circuito Gran Premio 22, un set que incluye dos coches de F.1, dos controles de velocidad, un transformador rectificador y las pistas necesarias para construir el circuito en forma de riñón.

La ilustración para esta caja presenta un Gran Premio de Fórmula 1 en circuito con gran detalle y realismo.  Da la sensación de que el ilustrador dispone de una cámara subjetiva situada en la parte posterior que le permite dibujar esta perspectiva tan espectacular.

Los coches que equipaban esta caja varían según la producción y época. Para esta ocasión contamos con dos BRM F1 segunda serie, seguramente del final de la época de comercialización de este set.

La versión del BRM P261, que corrió en los circuitos a partir de 1.964, se comercializó en el año 1968 con la referencia C-37. Este modelo, del que se realizaron dos versiones, presenta un gran parecido con el modelo real, respondiendo así a las necesidades de la marca de dar el máximo realismo al juego.

El “primera serie” aparece en los colores verde, amarillo, rojo, azul oscuro, blanco y amarillo limón siendo estos dos últimos los colores más apreciados y buscados. El “segunda serie” aparece en los colores verde, amarillo, rojo, azul oscuro, azul claro y azul grisáceo. Ambas series decoradas con números de papel adhesivo.

Los “segunda serie” aparecen con dos agujeros en la carrocería para albergar un posible alerón que nunca llegó a fabricarse y además con los tirantes de las suspensiones modificados.

En conjunto, un interesante set de Fórmula 1, que junto al “set de ampliación nº3” ya comentado en esta revista (ver artículo nº 5), conforman un divertido circuito para carreras tipo Gran Premio.

GT 18



Gran Turismo 18

Chaparral GT: EL “ave veloz” a ras de pista.

“Scalextric, el trepidante mundo de las carreras. Los bólidos más veloces en los circuitos más espectaculares. Con Scalextric emoción asegurada. Además, Scalextric siempre al día: Nuevos circuitos. Nuevos modelos de coches. Todo tipo de accesorios, recambios, etc.”

Una detallada reproducción del Chaparral amarillo, dorsal núm. 66, sirve de presentación para este set. Al abrir la caja, encontramos un circuito muy simple, compuesto por un ovalo muy corto con una única pista Standard como recta. Se trata del circuito más pequeño comercializado por Exin con el añadido de que el set no incluye el transformador-rectificador (curiosamente, en el lateral de la caja se especifica que si se incluye, aunque por el ancho de la caja y por el espacio disponible, el transformador no cabe de ninguna de las maneras) Los dos mandos tipo pulsador y el sobre con la documentación, completan este set que no está ni mucho menos a la altura de los coches que se incluyen en él.

El coche se comercializa, bajo el nombre Chaparral GT, a partir del año 1969 con la referencia C-40 y en cinco colores; blanco, rojo claro, verde, amarillo y rojo oscuro. Esta referencia es sustituida a partir del año 1973 por la número 4040. Se comercializaron también algunos modelos en color rojo oscuro, con el motor “Race Tuned”, cuyas prestaciones eran muy superiores a los motores Trían-RX abiertos de la época. La producción de este modelo finaliza en el año 1980.

Más adelnate, Tyco reproduce, en el año 1997, una nueva versión del modelo para la serie Vintage, en color blanco y con la referencia 8339. Se trata de la versión que condujo su diseñador Jim Hall con el dorsal nº66.

La carrocería inyectada en plástico está decorada con calcas. El chasis, del mismo color que la carrocería, incorpora la guía móvil blanca fijada mediante un tornillo. Entre 1969 y 1977 los modelos se comercializaron con el casco del piloto tipo “jet” y entre los años 1977 y 1980, con el caso tipo “Integral”.

Durante la prueba apreciamos la simplicidad del circuito y la gran diferencia que se genera entre el recorrido interior y el exterior. Es de resaltar la presencia que estos dos bólidos presentan en la pista, puesto que estamos delante de dos reproducciones muy bien ejecutadas.

BREVE HISTORIA DEL COCHE: 

Los coches Chaparral construidos entre 1963 y 1970, se encuentran entre los deportivos más representativos de la historia del automóvil. Su creador, Jim Hall, introdujo progresos aerodinámicos como los alerones y el efecto suelo, así como nuevas formas de construcción de los coches, inéditas hasta entonces en la automoción.  

Hall decidió construir sus propios coches de carreras en el año 1961, creando la marca Chaparral, cuyo nombre se debe a una veloz ave característica de Tejas. El primer diseño Chaparral, un coche conservador con motor delantero, fue sustituido por el Chaparral 2 de 1963, dotado de un innovador chasis monocasco de fibra de vidrio, que era más fuerte y ligero que los chasis tubulares de acero.

Los coches habían sido diseñados y probados en túneles de viento, y las alas y los alerones aerodinámicos habían sido vistos antes, pero Hall hizo una brecha usando la aerodinámica para mejorar la tracción. El Chaparral 2 original comenzó utilizando un pequeño alerón aerodinámico en la parte posterior, que consiguió mejorar el agarre de las ruedas traseras, aminorando el efecto de aplastamiento provocado en el tren delantero. Pero como el alerón se aumentara, aumentaba la fricción, y disminuía la velocidad máxima.

Cuando Hall hizo el chasis de aluminio del 2C a finales de 1965, la característica más notable era un alerón aerodinámico posterior grande, que fue controlado por una palanca de dos posiciones situada en el espacio ocupado normalmente por el pedal del embrague. El pedal sin pisar dejaba el alerón posterior “para arriba,” generando el agarre máximo. Presionar el pedal aplanaba el alerón para reducir la fricción.

Al comienzo de las series SCCA de 1966, Hall dio la vuelta al alerón y lo levantó hasta 4 pies y 6 pulgadas desde el suelo. Este extraño invento constituyó el 2E (modelo que reproduce Exin), el primer coche de carreras que fue dotado con un ala movible hiper-levantada, desarrollo que   fue adoptado por la Formula 1 inmediatamente, y por la mayoría de las otras series antes de 1968. Pero estos  alerones aerodinámicos radicales tuvieron una corta vida, debido a algunos accidentes mortales, y a una prohibición de la Comisión Internacional Deportiva. En respuesta a la prohibición,  Hall siguió investigando, y finalmente descubrió el efecto suelo, una técnica  que se utiliza en los coches de carreras más modernos actualmente.

NOTA: historia del Chaparral extraída de la web http://www.chaparralcars.com/

martes, 29 de julio de 2008

Sigma: línea, potencia, emoción en la pista!

Ficha técnica GP-26
Referencia: 3126
Año de fabricación: 1974/80
Precio: 2.369 ptas.
Medidas: 144 x 74 cm.


Nos encontramos con el set que contiene los Sigma, un prototipo de coche de Fórmula 1 que nunca llegó a competir -Junto con el Mercedes C-111 Wankel, son los únicos prototipos realizados por la marca de Molins de Rei-.
Se trata del circuito GP-26 que aparece en el mercado en el año 1974 al precio de 2.369 pesetas.
El set se presenta con una detallada reproducción de dos Sigma sobre un llamativo fondo naranja y con una ampliación, en una esquina, de la cabeza del piloto. En su interior, los separadores naranjas de cartón permiten guardar todas las piezas en perfecto orden. Para este caso, dos controles de velocidad “alta sensibilidad”, el transformador rectificador de corriente TR-1 y todas las pistas necesarias para conformar el circuito en forma de riñón.
Los coches que equipa esta caja son dos Sigma, un vehículo realizado por el gran carrocero y diseñador italiano Pininfarina. En el proyecto, elaborado a partir de un Ferrari F.1, se buscó la mayor seguridad para los pilotos, protegiéndoles al máximo en caso de choque y eliminando, en lo posible, los riesgos de incendio. Lleno de brillantes ideas, fue el primer coche estudiado a fondo desde el punto de vista de la aerodinámica, es decir, del aprovechamiento de la fuerza del aire para mejorar la velocidad y la estabilidad.
A escala 1:32, el coche se comercializa entre los años 1973 y 1982 con la referencia 4047, aunque algunos de los primeros modelos fabricados conservan aún la nomenclatura de las anteriores referencias: la C-47. En referencia a los colores, los catálogos de novedades de la época presentan 4 variedades del bólido: blanco, amarillo, naranja y “metalic”. Esta última versión nunca llegó a comercializarse, supuestamente, por la dificultad que conllevaba la obtención de este color, y se desestimó su salida al mercado. Esta curiosidad ha llenado numerosos debates y foros entre coleccionistas, que barajan la posibilidad de la existencia o no de alguno de estos modelos en cuestión –ya sean pruebas de color, de molde, etc-.
En el año 2002, Tecnitoys edita una serie Vintage limitada a 5555 unidades con la referencia 6091, en color metálico –las series vintage reproducen el coche en su decoración original 1:1- Se supone que esta decoración es la que se quiso conseguir durante la fabricación Exin de la época.
Para el modelo a escala real, en el año 1968, la Automobil Revue empezó una campaña para crear un coche seguro para la Fórmula 1. Muchos corredores morían en los duros accidentes, y por eso la revista de coches más vieja de Suiza, Pininfarina, el professor E. Fiala y Paul Frère (corredor y reportero de carreras) empezaron el proyecto apoyado por Enzo Ferrari, Mercedes y Fiat.
El nombre Sigma se escogió porqué Pininfarina había presentado, unos años antes, un prototipo basado en la seguridad, con el mismo nombre. El Sigma se diseñó y construyó sobre la base del Fórmula 1 de Ferrari del año 1967 y Paolo Martin, responsable de su diseño, aplicó algunas nuevas ideas interesantes: sistema automático contra incendios, depósitos de gasolina de plástico, arnés de seguridad, etc.
Para esta reproducción, mostramos el interior de la miniatura, para explicar el funcionamiento de los elementos que permiten el movimiento, dirección, estabilidad y estética de la misma:
Motor y piñón: son los responsables del movimiento del coche. El piñón acoplado al eje del motor transmite su giro a la corona del eje posterior. Para este tipo de motor, el RX abierto, piñón negro de 9 dientes.
Guía, escobillas y cables: permiten el giro del coche en las curvas y transmiten la corriente de la pista al motor.
Eje trasero, corona, cojinetes, llantas y neumáticos: son los responsables de transmitir la potencia del motor en la pista. La corona de plástico blanco de 27 dientes recibe la rotación del motor y la transmite al eje. Los cojinetes, de latón, permiten el agarre del eje al chasis facilitando su giro. Las llantas, sujetas al eje, soportan los neumáticos que gracias a su agarre a la pista permiten el movimiento del coche.
Eje delantero, llantas y neumáticos: dan estabilidad al coche y son de vital importancia en las curvas. Por norma general, cuanto más finos y desgastados, mejor comportamiento en curva.
Chasis: es la base del coche a la que se le acoplan todos los elementos necesarios para su funcionamiento y estabilidad. A él se le acopla también la carrocería mediante tornillos (6 para este modelo). Carrocería y bandeja del piloto: es el conjunto estético que da forma al coche. Los complementos como parachoques, retrovisores, escapes… acostumbran a ser en plástico cromado. La bandeja se compone de la base y el piloto. A la carrocería, se le añaden además las calcas, de papel o adhesivas, responsables de darle el estilo final del coche, con los patrocinadores y los dorsales.

jueves, 15 de mayo de 2008

GP-25



Los más famosos modelos, reproducidos a escala, hasta en los más mínimos detalles… Trepidantes, veloces… emocionantes!



Exin sigue con la máxima de crear reproducciones muy precisas, y para este circuito nos presenta el Renault Alpine 2000 turbo. Curiosamente, en la historia del automovilismo, no existe ningún modelo con este nombre pues en realidad se trata del Alpine Renault A441. Este bólido es fruto de uno de los grandes objetivos de la marca francesa del rombo: vencer en las "24 horas de Le Mans".



El set, que se distribuye con el número de referencia 3125, sale a la venta en el año 1977 y permanece disponible hasta el año 1982. Su ilustración de presentación mantiene la estética llevada a cabo por la marca Exin: un Alpine azul en primer plano y otros dos GTs en segundo plano. En una esquina la versión en amarillo del mismo Alpine y, en la otra, el detalle de una parada en boxes de otro coche Gran Turismo.


En el interior de la caja, se ubican las pistas, los mandos y el transformador, necesarios para montar el circuito en forma de riñón.

“Cada caja Scalextric contiene unos tramos de vías con los que puede montarse un circuito básico: menor y simple en los primeros números (GP12, 14, 21), mayor y más complejo en los siguientes (55, 66, 95, 3200), hasta los más grandes (104, 105 y 205) especiales para competiciones de gran velocidad.” Este texto extraído y adaptado de la “Guia del Scalextrista” permite definir la numeración que se seguía a la hora de nombrar los sets que se comercializaban.



Para las siglas:
GT: Gran Turismo.
GP: Gran Premio
AV: Alta velocidad (1 circuito)
SR: Super Racing (2 circuitos)
GC: Gran Competición (Sólo en 2 circuitos)
RC: Rallye Competición.
TC: Turismo Competición. (Para los Seat 600 y 850)

Para la numeración:

Del 10 al 20: circuitos tipo óvalo o cero
Del 21 a al 29: circuitos tipo riñón
Del 30 al 49: circuitos tipo óvalo alargado y torcido
Del 50 al 59: circuitos tipo 8
Del 60 al 70: circuitos tipo 8 alargado
El 90 y el 95: circuitos tipo riñón para 4 coches
El 104, el 105 y el 205: circuitos tipo 8 torcido para 4 coches

Existen variaciones y excepciones respeto a esta descripción, pero como regla general es una buena forma de identificar el tipo de circuito según la numeración de su caja.

Los Renault Alpine 2000 turbo de Exin que equipan la caja GP25, se comercializan entre los años 1977 y 1984, con la referencia 4053, en los colores: blanco, amarillo, verde y azul oscuro.
El coche equipa todavía el motor abierto RX, la guía negra a presión y el piloto en dos versiones: casco integral antiguo y casco integral moderno.
Cabe destacar la aparición de otra versión de este modelo, en color naranja y con la decoración “Banco Occidental”. Un modelo que, junto al Tyrrell P34 (6 ruedas) con la misma decoración, no se comercializó a través de los puntos de venta habituales y sólo se podía conseguir abriendo una cuenta en el mismo Banco Occidental. Ambos modelos se han convertido en piezas de coleccionista, debido a su limitada fabricación así como por su peculiaridad a la hora de conseguirlos.



“Referente a la marca, Alpine fue en sus comienzos una pequeña casa francesa dedicada a la construcción de vehículos deportivos con motor Renault. Sus coches compitieron con éxito en rallyes, Fórmula 3, Fórmula 2 y pruebas de resistencia, llegando a ganar el Campeonato de Europa de Rallyes. En 1975 es absorbida por la empresa Renault, dedicándose a los coches de sport. Del Sport 2 litros se derivaría este “2000 Turbo” –el mismo motor, con turbocompresor- que competiría en el mundial de marcas de Le Mans, prueba que logró conquistar en 1978.” (Texto extraído de las publicaciones que Exin editaba periódicamente)

Probando el circuito, enseguida se aprecia una conducción muy dócil y rápida. El coche tiene un chasis muy plano y una carrocería muy aerodinámica que, junto con su bajo punto de gravedad, permiten trazar las curvas a gran velocidad, sin riesgo de volcar. Ampliando el circuito con más recta, se aprecia mayor velocidad, aunque el motor sigue siendo limitado en sus prestaciones de frenada y aceleración.



Un bonito y agradable coche que ayuda a disfrutar más de “El Trepidante Mundo de las Carreras!”

viernes, 18 de abril de 2008

Entrevista a un coleccionista



Oriol Vernet, coleccionista de Exin

Todo empezó con mi primer circuito, el GP-55; con dos BMW-M1.

Ficha:
Nombre: Oriol Vernet
Localidad: Valls
Edad: 33 años
Inicio colección: 1999
Núm. Referencias coleccionadas: prácticamente todas
Reconoce que a nivel personal le ha dado muchas satisfacciones y esto le ha permitido dedicarle muchísimas horas sin importarte el coste.

Oriol empezó como casi todos los coleccionistas de Scalextric, con esa primera caja que un año los reyes magos dejaron en su balcón, eso sí, después de muchos años pidiéndolo. “En esa época era un juguete muy caro”. En su caso se trata del circuito GP55, con dos BMW M1.
Más tarde el Scalextric fue abandonado en un armario de casa de sus padres, hasta que vio un 600 de la serie vintage, que no pudo resistirse a comprar.


Esto fue en el año 1999 y esta adquisición le despertó de nuevo la ilusión. De ahí a recuperar su olvidado juguete, que le avivó aún más el interés. Luego vino el momento de dar la vara a familiares, amigos y conocidos para hacerse con sus olvidados Scalextrics. “Una vez empiezas ya no hay fin”


Más tarde conoció a un antiguo trabajador de la fábrica Exin que le marcó mucho y le izo decidirse por el coleccionismo, ya que fue quien le instruyó sobre la marca. “Esa fue mi perdición.” Conoció la historia de la fábrica y esos detalles que le hicieron amar aún más todo lo referente a Scalextric y concretamente lo Exin.


Se le podía ver también por el mercado Massadas en Barcelona, lugar que le servía de plataforma para conocer otros coleccionistas y hacer intercambios.


A lo largo del tiempo se ha hecho con muchas rarezas que dan forma a su colección: pruebas de molde, pruebas de colores, fallos de producción o piezas que nunca salieron al mercado y que nunca imaginó que pudieran existir y tener tanto carisma; así como todo tipo de material relacionado con la marca.


Durante la entrevista, Oriol no para de contarnos muchas particularidades de algunas de sus piezas mientras nos las enseña, todas, y que quede claro, de la época EXIN. “Una colección se tiene que acotar, y mi límite está en la producción Exin”


Entre sus debilidades destacamos los siguientes modelos de coche: las tres series del Cooper F.1 o del Ferrari F.1, los Seat, el Honda 1ª serie chasis amarillo limón, un Mercedes Wankel rojo o un Ford GT40 azul oscuro, los Tyrrell y Alpine de Banco Occidental, un BMW M1 “20 aniversario” o un Ferrari GTO "española de video". Además posee muchos de los modelos que se fabricaron, en una gran variedad de colores.


Conserva modelos de la sección SRS así como el único set que se fabricó, el referente al circuito Nurburgring.


También colecciona las últimas realizaciones de Exin, la gamma TT, de las que conserva cajas de circuitos y algunos de los coches todo terreno que tan bien funcionan en los raids.
Los STS fueron un caso aparte, y a Oriol todavía le divierte mucho jugar con ellos. Unos coches un poco más pequeños que los habituales que sorteaban todo tipos de obstáculos.
Referente a los accesorios, le encantan las figuras de decoración de circuitos, el acceso a boxes, la Goodwood chicane, el gran puente ampliable o el contador de vueltas Computer I y II, todos ellos difíciles de encontrar en caja y en tan buenas condiciones.


Las ilustraciones incluidas en las cajas también son muy interesantes para la colección de Oriol, dispone de casi todos los circuitos fabricados y le gusta en particular la caja del circuito GP-55, ya que fue la primera que tuvo.


Otra parte interesante de su colección es la relacionada con el marketing de la marca: documentos en papel, elementos como vitrinas o stands para los puntos de venta, un cartel luminoso, etc.


Su colección cuenta además con herramientas para la fabricación de pistas, pistas a medio montar, guías de pistas sueltas…


Podríamos pasarnos horas y horas descubriendo todo su material y escuchando sus anécdotas relacionadas con la marca.
Desde aquí animamos a Oriol a seguir adelante con su colección siempre que el espacio se lo permita, y le agradecemos su aportación ya que nos permitirá ampliar los artículos publicados en el apartado Scalextric Club. Un saludo Oriol.


Cooper F1:
Los primeros Cooper llevaban la guía Round pin. En la fase de cambio a guía móvil, a Exin le vino la campaña de navidad encima cuando todavía no estaba finalizado el chasis definitivo. Así que se fabricaron unas 2000 unidades con el chasis con dos guías. Luego se terminó el guía móvil, pero en una época en que ya aparecían otros coches más preciados.

Banco continental:
“Si abres una libreta infantil te regalamos dos coches de Scalextric” Se podría hablar de la primera edición limitada que se fabricó de un coche de Scalextric. El coche no se podía comprar en ninguna tienda, sólo se podía conseguir a través del Banco Continental.

Pruebas de molde:
Se trata de pruebas de inyección para ver como fluye el plástico a través del molde o para ver que color era el mejor para comercializarlo.
Un Lancia 037 amarillo.
Un renault 5 naranja.
Un porsche 911 con fallo de tampografía.

Ferrari GTO Española de video:
Primer Ferrari GTO que se comercializó. Se retiró del mercado por falta de acuerdo con el sponsor.

BMW M1 20 aniversario
Coche conmemorativo para el 20 aniversario de la marca, que se comercializó en 1982 con el chasis numerado.